mercoledì 10 agosto 2022

Spagna
El padre Apeles: “La televisión me pide lo que no puedo darle y yo pido a la televisión lo que no me va a dar”

(Alfonso L. Congostrina - elpais)
El sacerdote más televisivo confiesa que se fue a Roma “harto” del independentismo y asegura “no tener ningún interés” en volver. Los 90 fueron años extraños. España se mostraba al mundo. El monopolio de la televisión desaparecía y lo que se suponía que iba a abrir los ojos a una población de botijo y pandereta acabó convirtiéndose en una ventana hacia la ordinariez. Las Mamachico bailaban de fondo en el televisor. La bautizada como telebasura se adueñaba del tubo catódico y entonces apareció él: El padre Apeles ( 56 años, Barcelona). Un sacerdote con alzacuellos romano que salpicaba toda la parrilla de televisión dando su opinión entre contertulias saturadas de silicona, colaboradores de bajo nivel, (...)