sabato 16 ottobre 2021

Vaticano
En el Vaticano, una cárcel con tres calabozos, un solo preso y un repentino auge de enjuiciados

(Chico Harlan y Stefano Pitrelli, Washington Post - La Nación) Monseñor Carlo Capella, condenado en 2018 a cinco años de prisión por tener y compartir pornografía infantil, es el único preso de la ciudad-Estado -- Es uno de los pocos sectores del Vaticano fácilmente accesible para el público: una pequeña oficina, a pocos pasos de la frontera de la ciudad-Estado, donde los católicos pueden adquirir la constancia de una bendición papal para alguna ocasión personal especial. Durante una mañana típica, los clientes se acercan al mostrador, encargan un pedido de oraciones para un bautismo o un aniversario, y le entregan sus tarjetas de crédito a las monjas que atienden detrás de una mampara de acrílico. (...)