mercoledì 14 febbraio 2018

Rome Reports
Un año más la romana colina del Aventino fue el escenario donde tuvo lugar la ceremonia del Miércoles de Ceniza. Arrancó con esta oración en la basílica de San Anselmo desde donde partió la procesión penitencial. La procesión, que preside el Papa Francisco, va desde la basílica de San Anselmo hasta la de Santa Sabina. Es un camino corto pero cuesta arriba, un símbolo del propio camino penitencial de la Cuaresma. El Papa presidió la misa en la basílica de Santa Sabina y en su homilía invitó a desenmascarar tentaciones. (...)
Pope's three actions to practice during Lent: Pause, See and Return