sabato 29 luglio 2017

El País.es
(Xavier Fontdeglòria) Dos de sus miembros fueron condenados a muerte tras golpear a una mujer hasta matarla después de que esta se negara a darles su número de teléfono. La Policía china detuvo el miércoles a 18 personas por formar parte, supuestamente, de un culto religioso prohibido en el gigante asiático y que está perseguido por las autoridades. Se trata de la Iglesia del Dios Todopoderoso (...)