giovedì 27 luglio 2017

eju
(Hernán Cabrera Maraz) Santa Cruz tiene la mayor cantidad de la población carcelaria. El más preocupante índice de retardación de justicia entre los privados de libertad. La cárcel más desordenada y controlada del país. Las organizaciones más disciplinadas de los propios reos que han sabido sobrevivir a las adversidades, gracias a sus instintos y sus mecanismos internos.  E incluso la que más atención está teniendo en los últimos (...)