lunedì 24 luglio 2017

El Clarín
El padre Pedro Oeyen criticó a los medios por resaltar cosas secundarias en vez de los logros de Francisco. Un llamativo mensaje escrito del párroco de la Catedral de San Isidro, Pedro Oeyen, llamó la atención, por el tono y su redacción. La carta, publicada en la revista mensual de la Catedral “Bienaventurados”, compara las críticas al Papa Francisco con una anécdota histórica que cuenta que, cuando Napoleón Bonaparte fue derrotado en la batalla de Waterloo, los medios se concentraron en hablar sobre el nuevo color de las medias de sus soldados en lugar de sobre la fallida estrategia militar. (...)