venerdì 19 novembre 2021

Filippine
Los «verdaderos últimos de Filipinas» fueron dos curas españole

(Juan Luis Vázquez Díaz -Mayordomo- alfayomega)
«Mi bisabuelo Jesús fue el primer herido en el asedio de Baler. Recibió un disparo en el pie el primer día que se encerraron en la iglesia. De niño me hablaban mucho de él, que estaba enterrado en una tumba muy humilde pero que había sido un héroe de España», dice Jesús Valbuena, bisnieto del cabo Jesús García Quijano, uno de los 33 militares supervivientes del asedio al que fue sometido durante 337 días un destacamento español por parte de los filipinos insurrectos entre 1898 y 1899. Durante casi un año, la iglesia del pueblo de Baler, en la isla filipina de Luzón, fue el escenario de la épica resistencia de un grupo de soldados españoles que ha sido llevada al cine en varias ocasiones, no siempre con acierto. (...)