sabato 21 novembre 2020

Argentina
ADN del crimen. Los abusos en el Instituto Próvolo quedan impunes en La Plata

(lanacion) En Mendoza, el sacerdote Nicola Corradi fue condenado a 42 años de cárcel por una serie de abusos sexuales cometidos entre 2005 y 2016 contra un grupo de menores hipoacúsicos, de entre 7 y 17 años, que estudiaban en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo. Hace dos meses, la Suprema Corte de Justicia mendocina confirmó las condenas de 42, 45 y 18 años de prisión contra Corradi, el cura Horacio Corbacho y el jardinero Armando Ramón Gómez, respectivamente, por 28 casos de abuso sexual ocurridos durante más de una década. Mientras en Mendoza, el Tribunal Penal N° 2 condenó a los tres imputados y el Máximo Tribunal de Justicia de esa provincia ratificó la sentencia, en La Plata, la Sala III de la Cámara de Casación bonaerense dictó la prescripción de la causa. (...)