mercoledì 12 giugno 2019

Stati Uniti
Un polémico exnuncio reiteró su acusación contra el Papa por supuesto encubrimiento
La Nación
(Chico Harlan, Stefano Pitrelli) En el instante en que se convirtió en una de las figuras más controvertidas de la Iglesia Católica moderna, el arzobispo Carlo Maria Viganò se llamó a silencio. En agosto del año pasado, el exembajador del Vaticano en Washington escribió una explosiva carta en la que pedía la renuncia del papa Francisco por haber tolerado a un consabido abusador sexual. No bien publicada la carta, Viganò apagó su teléfono y les dijo a sus amigos que iba a desaparecer. (...)