martedì 12 febbraio 2019

Diariodeleon.es
(Cristina Fanjul) «¿Que qué me parecen las declaraciones del obispo?» Javier, la víctima de Ramos Gordón está harta de hablar. Lo hace porque no le queda más remedio. «Yo abrí el camino y tengo que continuar porque lo que quieren es lavarse las manos y echarle la culpa a los muertos», dice al tiempo que advierte de que el tiempo de la negación se acaba: «Yo tengo pruebas de que sabían, de que todos ellos, incluido el obispo (Antonio Briva), conocieron y otorgaron», y explica que el anterior vicario judicial, Julio Alonso (...)