martedì 23 ottobre 2018

Algeria
Celibato consagrado: la puerta medio cerrada…
Vida Nueva
(Jean-Paul Vesco) Una frase de nuestro maestro de novicios me acompaña desde el tiempo de mi noviciado dominicano: “Vivir el celibato consagrado significa aceptar la incomodidad y el riesgo de dejar la puerta de la propia vida afectiva en gran medida medio cerrada”. El matrimonio generalmente te permite cerrar la puerta, en la medida de lo posible, a todas las demás posibilidades y construir una relación emocional con tu cónyuge a lo largo del tiempo. (...)