domenica 2 luglio 2017

La Razón
(Alvaro De Juana) A veces la llegada del verano no es sinónimo de tranquilidad. Al menos así parece en el Vaticano. Si hace apenas cuatro días nos sorprendía la «excedencia» forzada del cardenal Pell (responsable de la economía de la Santa Sede) para marcharse a Australia y defenderse de la acusación de presuntos abusos sexuales y encubrimiento, ayer conocimos una nueva decisión del Papa. El cardenal Gerhard Ludwig Müller ya no será más el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Le sustituirá el español Luis Francisco Ladaria Ferrer, (...)