lunedì 24 luglio 2017

Ap
(Mitch Weis, Holbrook Mohr y Perter Prengaman) Cuando André Oliveira respondió al llamado para dejar su congregación en Brasil vinculada con la Word of Faith Fellowship (Hermandad Palabra de Fe) y mudarse a la matriz de la Iglesia en Carolina del Norte a los 18 años, los líderes de ésta le quitaron su pasaporte y dinero para mantenerlos seguros, según le dijeron. Atrapado en el extranjero, fue obligado a trabajar 15 horas diarias, usualmente sin paga, primero limpiando bodegas para la hermética iglesia evangélica y luego en negocios propiedad de altos ministros, señaló. Cualquier quebranto de las reglas podía causar la ira de los líderes de la Iglesia, señaló, y derivar en golpizas o la humillación pública desde el púlpito.
(en) Brazilians funneled as "slaves" by US church, ex-members say (Ap)