sabato 29 luglio 2017

diariohoy.net
Padecía una extraña enfermedad genética. Sus padres reclamaban que se le realizara un tratamiento experimental, pero la opción fue rechazada por los médicos. Finalmente, fue desconectado por decisión de la Justicia británica. Charlie Gard, el bebé británico de once meses que padecía un extraño trastorno y fue noticia mundial, murió ayer después de ser trasladado a un hospicio para enfermos terminales, donde fue desconectado. Su muerte fue confirmada a la prensa inglesa por sus padres, Connie Yates y Chris Gard. (...)