martedì 4 luglio 2017

La Prensa Gráfica
El cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez arribó hoy a El Salvador y esta mañana participó en una caravana desde el aeropuerto Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez hacia el monumento Cristo de La Paz, la cripta de Romero en Catedral Metropolitana y con destino final la parroquia San Francisco, que él tiene a cargo. En uno de sus primeros mensajes desde la llegada del Vaticano, el cardenal Rosa Chávez se dirigió desde un punto de la carretera a Comalapa a los feligreses que le esperaban en el camino al monumento al Cristo de La Paz. En un discurso no estipulado en la agenda, el cardenal salvadoreño quiso que su primer mensaje fuera una promesa: esclarecer y conmemorar el asesinato y martirio de Roberto Joaquín Ramos, asesinado en 1993. "Vamos a recuperar la memoria de Monseñor Ramos, es una deuda pendiente, vamos a buscar la verdad", aseguró. (...)