venerdì 7 luglio 2017

Religión digital
(Israel González Espinoza) Por todo lo alto. Apoteósico. Gregorio Rosa Chávez, el obispo auxiliar de San Salvador y discípulo de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, fue recibido por cientos de salvadoreños que esperaban su llegada al aeropuerto internacional de Iliopango, tras retornar de Roma investido con la púrpura cardenalicia. "Vengo con muchas ilusiones y también con muchas tareas que ya iremos detallando próximamente ante todos ustedes", manifestó el cardenal salvadoreño. En la terminal aérea salvadoreña, que hoy lleva el nombre del arzobispo mártir Romero, recibieron en la escalerilla (...)