mercoledì 5 luglio 2017

elnuevodiario
Rosa Chávez es el primer obispo auxiliar de la historia nombrado cardenal y ahora pasa a formar parte del Colegio Cardenalicio de la Iglesia Católica. El primer cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, dijo este martes durante una eucaristía de acción de gracias, tras recibir recientemente el título, que "El Salvador necesita sonreír y no estar contando muertos". "Este país es un pueblo que sufre, que merece una suerte diferente; que necesita alegrías, sonreír y no estar contando muertos", sostuvo Rosa Chávez durante el acto religioso, realizado este martes en la capital de El Salvador, uno de los países más violentos del mundo. (...)