sabato 8 luglio 2017

El Tiempo
(José Alberto Mojica y Simón Granja) Dos religiosos colombianos –un obispo y un párroco–, que fueron asesinados en diferentes episodios de la historia política del país, ingresarán como beatos al santoral de la Iglesia católica. Uno de ellos es monseñor Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, asesinado por el Eln el 2 de octubre de 1989, cuando se desempeñaba como obispo de Arauca. Estaba en la vereda Santa Isabel de Panamá, en el municipio de Arauquita (Arauca), cuando los guerrilleros lo abordaron y reclamaron por sus supuestas buenas relaciones con los militares.  (...)