venerdì 7 luglio 2017

Revista ecclesia
El cardenal Rubén Salazar Gómez invitó a los obispos del país a no dejarse paralizar por el miedo y ser instrumentos de esperanza. Así lo manifestó durante la Eucaristía que dio inicio a la cuarta jornada de la CIII Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano. “La Iglesia está llamada a ser instrumento de esperanza, en un momento donde el país tiene desencanto, desesperanza, pérdida del sentido del futuro y por lo tanto parálisis”, manifestó el purpurado. Así mismo, animó a los obispos a ser testigos valientes de la esperanza (...)