sabato 15 luglio 2017

Religión digital
(Cameron Doody) "Un comportamiento absolutamente inconveniente". De esta forma ha calificado el cardenal Christoph Schönborn la presión que los cardenales "díscolos" están metiendo al Papa Francisco sobre Amoris laetitia. El arzobispo de Viena ha respondido así a las críticas del cardenal Gerhard Müller -aliado de los cardenales díscolos-, quien afirmó que las lecturas aperturistas de la exhortación apostólica, como las de Schönborn o el cardenal Walter Kasper, "no son convincentes". (...)