domenica 2 luglio 2017

Afp
El Papa Francisco le acordó la excedencia para poder defenderse en el tribunal de Melbourne. Un grupo de australianos creó un fondo para ayudar al cardenal George Pell, número tres del Vaticano imputado por presuntos abusos sexuales, con el objetivo de pagar los gastos de defensa, según un diario. John Roskam, director del Institute for Public Affairs (IPA), un 'think tank' conservador australiano, declaró que varias personas que apoyan al cardenal Pell habían abierto una cuenta bancaria para recibir donaciones destinadas a retribuir al equipo de defensores del prelado. (...)