martedì 20 giugno 2017

El Financiero
El Papa Francisco advirtió hoy contra la creciente competición entre los padres y los hijos, lamentó la tendencia a reforzar el modelo de éxito de la “eterna juventud” y exclamó: “¡A mí me da pena cuando veo a los que se tiñen el pelo!”. La tarde de este lunes el Papa inauguró el congreso de la diócesis de Roma, que este año debatirá sobre el tema: “¡No los dejemos solos! Acompañar a los padres en la educación de los hijos adolescentes”. (...)