lunedì 26 giugno 2017

La Razón
(Alfonso Ussia)  Son 24 horas diarias, siete días a la semana. Sacerdotes y religiosas se dedican a atender urgencias que van más allá del 112: desde madres que se han peleado con sus hijas hasta prostitutas en riesgo de convertirse en víctimas de trata. El reloj marca ya las doce de la noche, pero David permanece despierto. Es su primera guardia. Pronto recibe la primera llamada que le sacará de casa para atender una urgencia. No es médico ni (...)