venerdì 23 giugno 2017

Religión digital
(J. Bastante/Agencias) Peter Ball, ex prelado de Gloucester y Lewes, abusó de 18 menores durante dos décadas. "Este comportamiento es inexcusable y estremecedor", afirma el arzobispo de Canterbury. "La Iglesia colaboró y ocultó en vez de ayudar a aquellos que fueron lo suficientemente valientes como para dar un paso al frente. Este comportamiento es inexcusable y estremecedor". La confesión es del mismísimo arzobispo de Canterbury, Justin Welby (...)