domenica 4 giugno 2017

El Comercio
El cardenal Juan Luis Cipriani cuestionó las circunstancias en que ocurrió la muerte de los cuatro militares en la playa Marbella, el último viernes, pues indicó que “no se puede jugar con la vida de los soldados”. “Veo, por ejemplo, con todo respeto este accidente en el que han muerto cuatro soldados, (…) mis condolencias a sus familias y todo el cariño y la oración por estos que ya no están, pero también yo diría una llamada de atención fuerte. (...)