domenica 18 giugno 2017

El Telégrafo
El excanciller nicaragüense (1980-1990) y sacerdote Miguel D’Escoto, quien fue sancionado por el Vaticano por ocupar un cargo en el gobierno sandinista en la década del 80, falleció el pasado 8 de junio en Managua. El religioso sufrió un derrame cerebral a comienzos de este año. Sin embargo, el Gobierno no dio más detalles de su deceso. La noticia sobre este fallecimiento consternó a los nicaragüenses y los pueblos de la región, entre ellos Ecuador y cuya Cancillería emitió un comunicado que resaltó su legado. (...)