venerdì 9 giugno 2017

Pulso
(Rubén Pacheco) Desde el 10 de junio de 2016, el clérigo Jorge Antonio Díaz Pérez, asesinado el pasado martes por la tarde, había sido dado de baja de la Iglesia católica, informó Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí.
Este miércoles, el ex sacerdote fue ultimado por dos individuos en el municipio de Santa María del Río, supuestamente uno de ellos director de Comercio Municipal. Los presuntos culpables fueron detenidos por la Policía Ministerial del Estado (PME).El portavoz diocesano recalcó que el entonces presbítero fue dimitido de la Diócesis, debido a cuestiones disciplinarias y no a señalamientos relacionados de presunta pederastia, como se divulgó en la prensa. Priego Rivera lamentó que el ex cura haya sido ultimado y señaló; “la sociedad no debe acostumbrarse a ese tipo de sucesos. El Santo Padre determinó que no convenía que con esa actitud (indisciplina) estuviera ejerciendo el ministerio sacerdotal”.
Por separado, el Arzobispado de San Luis Potosí emitió un comunicado donde lamentó el asesinato de “este hermano” ex sacerdote y expresó su cercanía a los familiares y amigos del occiso.
“Serán las autoridades competentes a las que corresponda el esclarecimiento de la verdad y la aplicación de la justicia a los responsables de esta crimen (…) Unámonos en oración y pidamos por la paz nuestro estado y en vuestra Arquidiócesis”, sentenció el clero católico local.