lunedì 5 giugno 2017

Episcopato messicano
1.- Como obispos de México tenemos la certeza que nos enfrentamos como nación a una emergencia que es a la vez humanitaria, política, económica y social y que afecta a toda la nación y en particular a las diferentes regiones. Esta crisis es cada vez más reconocida y su gravedad y perspectiva futura es de mayores dificultades, y así desgraciadamente por su profundidad contribuye a la caída de símbolos y esperanzas, de modelos y narrativas. Ante esta situación, como hemos señalado los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano: “la Iglesia Católica, como comunidad e institución que forma parte importante (...)