mercoledì 7 giugno 2017

elespectador.com
El paro nacional de educadores, que está a cinco días de completar el mes, ahora quiere involucrar a la iglesia católica para que se una a su causa. Es por eso que los maestros, quienes este martes llevaron a cabo una nueva jornada de protestas en Bogotá, se declararon en vigilia permanente en la Iglesia de San Francisco, ubicada en la carrera Séptima con Av. Jiménez, en el centro de la capital del país. (...)