giovedì 8 giugno 2017

Aciprensa
La diócesis colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, abrió la casa de paso “Divina Providencia” para acoger a los inmigrantes venezolanos que dejan el país, sumido en una crisis social, económica y política. El sitio web de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC) informó que la casa “Divina Providencia” fue inaugurada el 5 de junio y brindará “ayuda material, pastoral y espiritual a los miles de venezolanos que cada día atraviesan la frontera” en busca de alimentos, medicinas, artículos de aseo, entre otros, y posibilidades de sostenimiento. (...)