lunedì 26 giugno 2017

Argentina
El viejo vagón del subte A que llegó hasta el Vaticano
Clarin
(Fabio Dana) En marzo de 2013 Jorge Mario Bergoglio fue elegido Papa. La noticia sacudió a la Argentina y recorrió el mundo. Historias de su vida en Buenos Aires, relatos de los vecinos y de la gente que lo trató día a día, anécdotas y un sinfín de historias acompañaron la asunción de Francisco. Junto con esa avalancha de noticias una foto se viralizó. En ella se veía a Bergoglio sentado en uno de los asientos de los viejos coches belgas de la Línea A: hay gente alrededor, un hombre con anteojos y bigote a su lado, y un joven sentado de costado en el asiento de atrás. (...)