venerdì 9 giugno 2017

Terra
El papa Francisco aceptó la petición de renuncia del arzobispo de Tucumán, en Argentina, Alfredo Horacio Zecca, pero le concedió la sede titular de Bolsena, ya desaparecida, con la que mantiene sus derechos de obispo en la Conferencia Episcopal del país, informó hoy el Vaticano. Zecca, de 67 años, y lejos de los 75, edad con la que se jubilan los prelados, había manifestado al papa su decisión de renunciar debido a sus problemas cardiacos (...)