sabato 20 maggio 2017

Xinhua
Mons. Padrón reiteró que para los obispos "la Constituyente no es lo que el pueblo necesita, sino comida y medicina
La Comisión Presidencial para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) coincidieron en la necesidad de paz y diálogo con el pueblo, según dijeron ayer el ministro Elías Jaua y el obispo Presidente del Episcopado Diego Padrón. Al menos esto es cuanto afirma la agencia cina Xinhua que luego agrega: La Comisión Presidencial para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) coincidieron en la necesidad de paz y diálogo con el pueblo, según dijeron hoy el ministro Elías Jaua y el obispo Diego Padrón. Al finalizar una reunión sostenida en la sede episcopal este viernes, los voceros de ambas partes comunicaron los principales temas abordados en torno a la convocatoria a la ANC realizada por el presidente Nicolás Maduro el pasado 1 de mayo, a fin de conducir al país hacia el "diálogo nacional". Al finalizar una reunión sostenida en la sede episcopal este viernes, los voceros de ambas partes comunicaron los principales temas abordados en torno a la convocatoria a la ANC realizada por el presidente Nicolás Maduro el pasado 1 de mayo, a fin de conducir al país hacia el "diálogo nacional". "Ellos (los obispos) han escuchado las motivaciones que ha tenido el presidente Maduro para convocar la Constituyente. Hemos hablado del propósito fundamental que es lograr un espacio para el diálogo político", informó Jaua, titular de la comisión presidencial para la ANC. Además, resaltó que este paso sirve para "allanar el camino hacia puentes necesarios para el diálogo", tal como lo ha sugerido el papa Francisco. Junto a otros miembros de la comisión presidencial, el ministro venezolano ofreció explicaciones concretas a los obispos acerca de la metodología electoral para la ANC que "serán directas, universales y secretas". Igualmente señaló que "si hay elecciones regionales, iremos, y habrá presidenciales en el 2018", aseguró y con ello descartó el reclamo de la oposición de realizar elecciones presidenciales adelantadas.
La violencia y el vandalismo "desatado por la derecha venezolana" formó parte de las conversaciones con los obispos a quienes les fue entregado "un pormenorizado informe" sobre los decesos ocurridos en las protestas de la oposición, desde el pasado abril. Entre tanto, Diego Padrón, señaló que "se rompen algunas barreras (lo) que supone un diálogo que podrá prolongarse en una forma mas concreta de servicio hacia el pueblo (...), no hemos querido ir por lo jurídico, sino por el carácter político de la Constituyente". El obispo reiteró que para la CEV "la Constituyente no es lo que el pueblo necesita, sino comida y medicina, creemos que la Constitución no es el elemento fundamental que pide el pueblo" y agregó que solicitó apoyo al gobierno para subsanar estas necesidades. En otro momento, aseveró que si la ANC tiene como objetivo el diálogo, el que propugnamos es con el pueblo "porque es el sujeto social de la democracia". El pasado 3 de mayo, la CEV recibió una invitación al Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo, pero no acudieron, en tanto que días después, los obispos invitaron al gobierno venezolano hasta su sede, en Caracas.