mercoledì 24 maggio 2017

Rome Reports
Francisco denunció la tibieza. Dijo que si una Iglesia tiene miedo de expulsar demonios no es la Iglesia de Jesús, y que por eso, "el espíritu malo prefiere una Iglesia tranquila, que no arriesgue”. Papa Francisco - "Es éste el camino de nuestra conversión diaria: pasar de un estado de vida mundano, tranquilo, sin riesgos, que es católico, sí, sí, pero así, tibio..., al estado de vida del verdadero anuncio de Jesucristo, a la alegría del anuncio de Cristo. Pasar de una religiosidad que mira demasiado a qué gana, a la fe y a proclamar: ‘Jesús es el Señor’”. (...)
(en) Pope at Santa Marta: The bad spirit prefers a tranquil Church without risks