giovedì 25 maggio 2017

Rome Reports
El presidente de Estados Unidos, llegó en su fortaleza con ruedas, el coche presidencial a prueba de explosiones, y con una "pequeña” escolta compuesta por unos 60 vehículos. Lo recibió el arzobispo Georg Gänswein, quien le acompañó hasta el estrecho ascensor que los llevaría al piso donde los esperaba el Papa. "Este ascensor no es como el de la Trump Tower de Nueva York”. Después llegó el momento del saludo al Papa. (...)
(en) Amusing facts about Trump's papal visit in the Vatican