giovedì 18 maggio 2017

Efe - Terra
El papa afirmó hoy que ninguna investigación, por noble que sea, "puede justificar la destrucción de embriones humanos" al recibir a afectados por el mal de Huntington, una enfermedad neurodegenerativa de origen genético y hereditaria. "Algunas líneas de investigación, de hecho, utilizan embriones humanos provocando inevitablemente su destrucción. Pero sabemos que ningún fin, aunque en sí mismo sea noble -como la posibilidad de una utilidad (...)