martedì 23 maggio 2017

Religión digital
(Cameron Doody) La sinrazón terrorista ha vuelto a golpear Manchester. Lo que debía ser un concierto para niños ha terminado por cobrarse, hasta el momento, al menos 22 víctimas mortales, y 59 heridos. La Iglesia británica ha lamentado el ataque suicida, y ha pedido "que Dios convierta los corazones de todos los que hacen mal". (...)