venerdì 12 maggio 2017

El Nuevo Diario
Miles de peregrinos comienzan hoy a concentrarse en el santuario mariano de Fátima, donde se ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad para garantizar que la visita del papa Francisco discurra sin incidentes. A un día de la llegada del pontífice a territorio luso, el santuario ha empezado a llenarse de fieles que quieren ver de cerca a Francisco y conmemorar el centenario de las apariciones de la Virgen a tres niños pastores en esta localidad del centro de Portugal. (...)