sabato 13 maggio 2017

ABC.es
(Juan Vicente Boo) Después de una larga e intensa oración en silencio y con los ojos cerrados, el Papa Francisco alzó la mirada hacia la imagen de la Virgen de Fátima y continuó su plegaria sin palabras durante un buen rato como si el tiempo se hubiese detenido a su alrededor este viernes por la tarde. En la explanada del Santuario, más de trescientas mil personas se sumaban a la oración del Papa en un silencio impresionante, roto solo por el ruido de los helicópteros de vigilancia en este encuentro con motivo del centenario de las apariciones a tres pastorcillos iniciadas el 13 de mayo de 1917. (...)