martedì 16 maggio 2017

El Mundo
Cuando en diciembre de 2014 fue detenido Massimo Carminati, ex terrorista de extrema derecha y cerebro principal de la llamada 'Mafia capitale', la mafia de Roma, quedó al descubierto todo un sistema de corrupción institucionalizada con infiltraciones mafiosas que durante años había campado a sus anchas por los palacios de poder romanos, gracias a la complicidad de políticos de las ideologías más diversas. Las investigaciones de 'Mafia capitale' destaparon (...)