giovedì 11 maggio 2017

Abc.es
(Carmen Muñoz) El arzobispo emérito de La Habana asegura que en la «revisión» de la política de EE.UU. hacia la isla «pudiera haber quizás algo referente a derechos humanos». El cardenal Jaime Ortega y Alamino (Jagüey Grande, Matanzas, 1936) ha sido testigo directo de las negociaciones secretas que culminaron el 17 de diciembre de 2014 con el anuncio del deshielo entre Estados Unidos y Cuba. El Papa Francisco eligió al hoy arzobispo emérito de La Habana para mediar entre ambos gobiernos, después de que Barack Obama y Raúl Castro pidieran al Pontífice su apoyo a las conversaciones. (...)