martedì 18 aprile 2017

El Nacional.com
La archidiócesis de Caracas mediante un comunicado calificó de  “insólita y repudiable”, la actuación violenta en un lugar sagrado de un grupo políticamente identificado con el Gobierno Nacional, hechos que no habían ocurrido antes en un templo católico. En el documento,  la Iglesia expresó que es totalmente falso que el cardenal Jorge Urosa Savino incitara a la violencia o atacara al gobierno en la misa en honor al Nazareno de San Pablo, el pasado 12 de abril, en la Basílica Santa Teresa. (...)