martedì 11 aprile 2017

La Vanguardia
El presidente de la Conferencia Episcopal y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha pedido esta mañana a la banda terrorista ETA que se disuelva como organización, después de que este fin de semana haya escenificado su desarme. "ETA nunca debió existir, es una injusticia las 900 vidas que ha robado", ha señalado durante la firma de un convenio con la Diputación de Valladolid sobre conservación y reparación de iglesias y ermitas. (...)