venerdì 14 aprile 2017

Clarín
Hace un año el pontífice los subió a su avión en Lesbos y viajó con ellos hasta Italia, donde aún viven. Mirá qué hacen ahora. Hace un año, el papa Francisco los sacaba del limbo de un campo de refugiados de la isla de Lesbos. Hoy, esos 12 sirios reconstruyen su vida en Roma pero, como a muchos italianos, les cuesta encontrar trabajo. Todo sucedió muy rápido. Recibieron la propuesta de viajar con el papa, en su avión, la víspera, justo después de una breve entrevista en un campamento de la isla griega donde se encontraban varados desde hacía varias semanas. (...)