lunedì 17 aprile 2017

Infobae.com
Con motivo de las celebraciones de Pascuas en todo el país, los obispos hicieron hoy un fuerte llamado al diálogo y la reconciliación de los argentinos, a la vez que expresaron su preocupación por los desencuentros, la corrupción y el avance de la droga y el narcotráfico. El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, advirtió que un país dividido "no da soluciones a los problemas de la gente, especialmente a los más necesitados". (...)