domenica 19 marzo 2017

RT en Español
Un obispo en Sicilia ha prohibido a miembros de la mafia que participen en bautismos o que patrocinen en confirmaciones católicas, lo que supone el fin de una tradición de dos siglos en esa isla italiana. Desde sus orígenes en el siglo XIX, la mafia siciliana ha sido prácticamente inmune a los señalamientos y acusaciones de clérigos locales. Pero esto cambió cuando Michele Pennisi, el arzobispo de Monreale en Palermo, que puso punto final a esta 'alcahuetería'. (...)