martedì 21 marzo 2017

laprensagrafica.com
La curia salvadoreña se regocijaba en el Vaticano tras el encuentro con el papa Francisco. Tres de los obispos que dieron sus versiones dijeron que era ineludible dejar de tocar el tema de la canonización del beato Óscar Romero. El mismo pontífice les aseguró que oraba por la pronta realización de ese hecho y pidió las oraciones de todos para que suba a los altares como santo. Los obispos que realizan la visita “ad limina apostolorum” (visita a la tumba de los apóstoles) se reunieron ayer con el pontífice, en lo que consideraron como una “visita cordial, sin agenda”. (...)