venerdì 17 marzo 2017

gestion.pe
La justicia chilena rechazó una demanda civil presentada por víctimas del sacerdote Fernando Karadima, condenado por el Vaticano por abuso sexual de menores, que buscaba inculpar al Arzobispado de Santiago por encubrir al religioso. Tres de las víctimas del influyente sacerdote, que abusó de menores cuando era párroco de una iglesia de Santiago en la década del noventa, solicitaban una indemnización por daño moral de unos 450 millones de pesos (US$ 680,000). (...)