lunedì 20 marzo 2017

Infobae
(Carlos Arbia) En los últimos días comenzó a circular un fuerte rumor en el ambiente financiero y empresarial local. Empresarios que visitaron al papa Francisco en Roma se enteraron la noticia de la boca del propio pontífice: la posibilidad de que un empresario argentino sea declarado santo por el sumo pontífice tuvo un avance en Roma. "Si eso ocurre los argentinos tendremos el primer empresario santo del mundo", comentó un dirigente de una asociación empresarial de la Argentina en una reciente reunión ante unos 50 hombres de negocios que lo escuchaban.