martedì 22 novembre 2016

alfayomega.es
No era ninguno de los nuevos cardenales, pero Lilian Tintori fue una de las personas más solicitadas tras el consistorio del sábado, en el que fue creado un nuevo purpurado venezolano, el arzobispo de Mérida, monseñor Baltazar Porras. La mujer del líder opositor Leopoldo López, que lleva ya más de mil días en prisión, recibió un baño de mensajes de afecto y solidaridad a la salida de la basílica de San Pedro. El día anterior, Tintori se entrevistó con el cardenal Parolin, secretario de Estado. La esposa del fundador y coordinador nacional de Voluntad Popular le agradeció la labor de la Santa Sede como facilitadora del diálogo entre el gobierno y la oposición, aunque advirtiéndole de que, si no hay resultados concretos y pronto, este acercamiento servirá solo como coartada para el régimen chavista.